Autor Tema: Rhodesian SAS 1 Origen  (Leído 367 veces)

Totxo

  • Socio AAB
  • Sr. Member
  • *
  • Mensajes: 373
  • Yo soy pajaro corsario que no conoce el alpiste
    • Ver Perfil
    • Email
Rhodesian SAS 1 Origen
« en: Julio 02, 2014, 19:02 »
El Servicio Aéreo Especial del Reino Unido no necesita presentación para cualquier persona remotamente interesada en la historia militar. Sin embargo, hay mucho que aprender acerca de esta unidad de élite cuando se valora su influencia en el Imperio Británico y en todo el mundo. Gran parte del poder y la influencia británica proceden de sus colonias y su stock de reclutas militares disponibles. Incluso hoy en día, Australia y Nueva Zelanda han mantenido el título de la SAS para sus unidades de élite.

Después del  final de la WW 2, el gobierno no vió ningún uso para la Unidad y la disolvió en octubre de 1945. Un año después de esa decisión, se resucitó el SAS. Al principio no sabían si mantener el nombre que llevaban desde sus inicios o si sería conveniente cambiarlo, pero finalmente se estableció el nombre de 21st SAS Regiment. El caso es que como el SAS había sido disuelto al acabar la guerra, tuvieron que pedir la ayuda de veteranos, que vendrían como voluntarios, y conseguir hombres de otro lado.
 En 1950, Gran Bretaña se comprometió a ayudar a la ONU a detener la agresión del comunismo en la Península Coreana. Después de 3 meses de preparación, el 21 SAS recibió órdenes de ir a Corea. Durante este mismo período de tiempo, otro problema surgió en un país de administración británica, Malaya, que se adaptaba a las capacidades de esta unidad.

En 1948, las guerrillas comunistas comenzaron a atacar la infraestructura británica y desafiar su dominio. Estos insurgentes eran un brazo reconstituido de las unidades británicas entrenadas para luchar contra los ocupantes japoneses en la Segunda Guerra Mundial. El terreno y su táctica eran difíciles de contrarrestar para las fuerzas convencionales presentes en el pais. El sabotaje y las operaciones de golpear y correr comenzaron contra el sistema de transporte, así como contra las plantaciones de caucho, vitales para  Gran Bretaña. Venían de la selva impenetrable y desaparecian de nuevo en ella.

Los británicos habían aprendido muchas lecciones valiosas en la guerra de la selva luchando contra los japoneses en el sudeste asiático. Esta formación y experiencia aún vivía en los comandantes de destacamento malayo. Se decidió hacer una campaña de reclutamiento para los hombres en las colonias para probar para el SAS y con ellos se formaron 2 escuadrones.
Los hombres de inmediato establecieron la sede de los 'malayos Scouts', cuya misión principal sería el reconocimiento y la interdicción de los terroristas comunistas (CT), a lo largo de sus rutas de suministro conocidos. Fue una empinada curva de aprendizaje para los dos escuadrones con un peaje brutal a consecuencia de las enfermedades de la selva.

En 1951, el Mayor “Mad” Mike Calvert quien era el oficial al mando de la expedición, decidió hacer un viaje a la colonia africana de Rhodesia. Rhodesia había contribuido en gran medida en proporción a su población en la Segunda Guerra Mundial y algunos habían servido en el SAS. Esos muchachos que sentían que habían perdido su oportunidad para pelear por la corona debido a su juventud durante la guerra, se presentaron voluntarios en gran número. De  1.000 solicitantes, tras una rigurosa selección, 100 hombres fueron elegidos para formar parte de los Scouts malayos y el SAS renacido.

Una vez que se eligieron fueron entrenados por dos veteranos de Rhodesia de WW 2, el teniente Peter Walls y el teniente Ron Campbell-Morrison. Ambos eran hombres experimentados en combate y se esperaba que fueran reemplazados por un comandante británico, una vez en el país. Con bombos y platillos, y una multitud de 3.000 personas en Salisbury, los 100 fueron enviados a la guerra. A su llegada en el duro ambiente de la selva, se enfrentaron a la realidad de una dura campaña contrainsurgente. Su recepción no fue demasiado amable lo que hizo mella en los hombres jóvenes aunque su motivación hizo que estuvieran dispuestos a seguir adelante con su misión.



El hecho de ser una pequeña, autónoma y aislada unidad hizo aparecer problemas de disciplina entre el escuadrón A. Mientras que los rodesianos crecieron en seis semanas de trabajo, la disciplina fue restaurada entre los demás y varios hombres fueron enviados de vuelta. El grupo rodesiano sería el escuadrón C, la designación de la unidad que se quede con ellos en el futuro. Además, un cambio de los acontecimientos orientó a un determinado individuo para una época más grande de la historia. Después del curso de capacitación, se decidió que el grupo rodesiano no se separara ni tuviera un comandante británico. Peter Walls comandaria el Escuadrón C para el resto. Lt. Peter Walls se convirtió en más adelante el Comandante de Operaciones Combinadas del Ejército de Rhodesian durante la Bush War.

Los chicos jóvenes fueron elegidos por sus atributos para trabajar con un equipo en un entorno hostil. Nacer y criarse en Rhodesia era perfecto para los soldados. Muchos de los hombres habían crecido cazando y rastreando. El rastreo en África era una habilidad esencial que no se podía aprender en un día. Pero se encontraron con que tenian que aprender a operar en la selva en lugar de un espacio iluminado por el sol. En el monte de Rhodesia, el sol iluminaba las pistas y les daba información mediante las sombras creadas,  lo que hacia más fácil detectar huellas, para hacer una rápida evaluación y seguimiento. Entre los hombres habia un joven con el nombre de Ron Reid-Daly. Su próxima experiencia de aprendizaje le ayudaria a revolucionar la lucha contra la guerra de insurgencia con la formación de los Selous Scouts en la próximaBush War.

La selva bloqueaba la luz solar haciendo que los hombres tuvieran que buscar diferentes huellas de las que estaban acostumbrados. El suelo de la selva estaba lleno de vegetación en descomposición, y muchas veces el follaje era tan espeso que los machetes se tuvieron que utilizar para seguir adelante. La vegetación era tanto su adversario como la guerrilla.
Fue aquí que las lecciones de la Guerra de guerrillas nacieron para la rodesianos. Esta guerra no permitiría a toda la escuadra buscar a través de la selva en persecución abierta del enemigo. Todo ello invitaba a la emboscada y muerte. Las tácticas de unidades pequeñas se perfeccionaron. El operar en pequeños grupos de un 4 a 14 hombres de patrulla era la norma. La doctrina convencional enseñaba que los soldados podrían funcionar durante un máximo de 7 días en la selva. El SAS tenía otros planes.

Los enemigos no eran grandes en número pero su control de la selva les permitió superar un ejército en su persecución. El trabajo del  escuadrón C era encontrar el enemigo y luego expulsarlos mediante la intervención las unidades del ejército más convencionales. En esta misión necesitaban paciencia y determinación. Ellos a menudo pasaban semanas con el seguimiento y recopilando información para la inteligencia. El uso del helicóptero permitió su inserción profundamente en territorio enemigo a cabo y la caza de sus presas.

Normalmente, un equipo podría insertarse en un área que se creía el hogar de una banda de CT , trazar las áreas de reconocimiento, buscando metódicamente detrás de cada arbusto para obtener la información que les llevaría a su objetivo. Un campamento base se establecia y desde allí, los hombres se enviarían en cuatro direcciones distintas para crear un área de búsqueda de 360 grados. Esto puede durar días o semanas hasta que se encuentre un sendero o un campamento. Una vez que el enemigo se encuentra, ellos ideaban un plan para la emboscada. Era una rara ocasión para hacer un asalto debido al pequeño número de operadores. Su entrenamiento en navegación, patrullaje, disparo y emboscada se está ejecutando con una competencia cada vez mayor.

« última modificación: Julio 04, 2014, 11:10 por Totxo »


-Pregunta si son dioses.
-Dioses no...Somos ingleses,que es casi lo mismo.

"El hombre que pudo reinar"